CSS3 HTML5

Los nuevos estándares para el diseño y desarrollo web y Móvil

Capacitación HTML5

HTML5, presente y futuro

| 2 Comentarios

HTML5 es un estándar que, aún en definición, ha logrado cambiar el eje de las miradas en lo que se refiere a diseño y desarrollo web. Así como AJAX marcó un rumbo en lo que se refiere a web 2.0 hace casi un lustro, HTML5 promete ser punta de lanza en la web 3.0 que se hace fuerte en esta nueva década del siglo XXI.

Claro que HTML5 no lo hace todo por sí sólo, sino que toma de la mano al nuevo nivel de CSS (CSS3, también en definición) y a las técnicas más modernas de AJAX y sale a la cancha aún antes de ser estándar.

¿Cómo es esto? En tiempo presente, en pleno siglo XXI, el tiempo no espera y no para. Las definiciones existentes sobre HTML5 son suficientes para comenzar a ser aplicadas, en algunos casos de manera experimental y en otras como una forma de aprovechar al máximo las ventajas que ofrecen algunas plataformas.

A nivel desktop, hoy en día todavía es arriesgado pensar en un proyecto completamente desarrollado en HTML5 por un factor clave: la compatibilidad. Sin embargo, existen diferentes propuestas y técnicas muy interesantes para comenzar a combinar HTML5, inclusive en sitios web masivos. Esto ha comenzado a verse bastante en sitios web de videos en línea, que antes basaban su propuesta en Flash y ahora abren la puerta, tanto a esta tecnología como también para HTML5.

En el mundo móvil el tema corre a su propio ritmo, pero al mismo tiempo, le ofrece a los desarrolladores un panorama que puede ser más manejable si se apunta a crear webapps para una plataforma definida (por ejemplo para iPhone o Andoid). Esto posibilita que los desarrolladores puedan apuntar y focalizar mejor sus proyectos.

De cara al futuro, con la llegada de las nuevas versiones de los navegadores más populares (Internet Explorer y Firefox a la cabeza) la compatibilidad con browsers para equipos de escritorio entrará en una nueva etapa para HTML5 y también para CSS3. En este sentido, Chorme, con su corazón de WebKit ha tomado la política de una actualización frecuente, adpatándose a los tiempos que corren para lograr atraer cada vez más público.

Este panorama nos trae un 2011 y un 2012 (año en el que probablemente HTML5 sea estándar) muy favorables para estas tecnologías.

Esta proyección nos demuestra que HTML5 será cada vez más utilizado en proyectos web y nos permitirá entrar en una nueva etapa, tanto en lo que se refiere a desarrollo de sitios y aplicaciones web, como al uso y la filosofía que se abre con la web 3.0, en lo que se refiere a semántica, multimedia, interacción, geolocalización, realidad aumentada y nuevas experiencias con tecnologías móviles, entre otros muchos factores vinculados con esta nueva generación web.

Autor: Damián

Escribió cuatro libros, relacionados con sistemas operativos, hardware y desarrollo web, entre ellos se destaca Webmaster Profesional (editado en el año 2009) y HTML 5 – Entienda el cambio, aproveche su potencial lanzado en el 2011 en formato papel y en el 2012 en versión ebook. Se ha desempeñado como editor de libros relacionados con informática. Ha realizado trabajos de edición en la revista Users Digital Design, para la cual participa también escribiendo notas sobre diseño y desarrollo web. Ha colaborado como autor en la revista Dr. Max, Phone Users y en diversas colecciones de fascículos (Universo PC y 1000 Ideas PC, entre otras). Escribe contenidos para diversos medios online, incluyendo el sitio RedUSERS.com. Es consultor y especialista en desarrollo web, con amplio conocimiento en HTML, CSS, AJAX, PHP y Bases de datos. En la actualidad se destaca su trabajo en la preparación de contenidos relacionados con CSS3 y HTML5. Es profesor y dicta curso de HTML5 y clases en la Carrera de Programador Web en el Instituto IT Master Professional Training, en Buenos Aires (Argentina).

2 Comentarios

  1. Me gusta el sitio y creo que HTML5 tiene mucho futuro.

    Saludos

  2. Muchas gracias por el comentario. Sin dudas tiene mucho presente y futuro.

Deja un comentario

Es requirido que se compelte.*.